Salt to the Sea, de Ruta Sepetys

22 dic. 2016

25614492Salt to the Sea | Ruta Sepetys |
Philomel Books | 393 páginas
★★★½
El Wilhelm Gustloff ha quedado asociado para siempre con la mayor tragedia marítima de la historia. En él viajaban más de 9.000 pasajeros, entre refugiados, personal de abordo y militares alemanes. Debería haberlos llevado hacia la libertad y lejos del asedio al que estaba siendo sometido el este de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Pero nunca llegó a su destino, pues fue el blanco de varios torpedos lanzados desde un submarino soviético el 30 de enero de 1945.

Las catástrofes que se han dado a lo largo de la historia siempre me han llamado la atención, y aunque ya había escuchado acerca del naufragio del Wilhelm Gustloff, nunca me había adentrado en todos los detalles de este suceso. 
Nueve mil trescientas cuarenta y tres vidas se perdieron, en su mayoría civiles. ¿Cómo el mundo se pudo olvidar acerca de aquel suceso, de esas personas que fueron víctimas de una guerra en la que realmente no estaban involucrados?
Ruta Sepetys les da voz a todos aquellos que no pudieron ser escuchados por medio de Salt to the Sea, presentándonos a cuatro personajes completamente diferentes y representativos.

Comencé el libro en una noche, y antes de darme cuenta ya estaba terminado para la siguiente. 
Cada una de sus páginas está cargada de emoción e intensidad, el ambiente que transmite mediante sus descripciones es muy asfixiante. Podía verme en medio de ese calvario e imaginármelo a la perfección.
Pero no todo es desesperación y miedo, no sólo se refleja lo peor de esa situación, sino también las pequeñas cosas que te hacen pensar que tal vez no estamos tan perdidos como humanidad. La compasión, la bondad, la amistad; todas estas son cosas que le agregaron al libro un valor sentimental aún mayor.

Otra cosa que quiero rescatar de la novela es la dedicación que Ruta Sepetys puso en ella. Tres años de viajes interminables y entrevistas a personas que sobrevivieron o están relacionadas a la tragedia del Wilhelm Gustloff. He visto las entrevistas que la autora ofreció acerca del libro y he encontrado en ellas una gran pasión e interés acerca de documentar bien su novela y proveerla de datos correctos. 

La nota final con la que la autora nos ilustra acerca de el porque tomo a aquellos personajes de distintas nacionalidades y de esas edades complementa la historia ala perfección.
Después de terminar de leer la nota de la autora, no pude hacer más que echarme a llorar. A llorar por los protagonistas, por los civiles, por la guerra y los miles de sueños que se fueron con ella.

“War is catastrophe. It breaks families in irretrievable pieces. But those who are gone are not necessarily lost.”

6 comentarios :

  1. Hola :)
    Gracias por la reseña, esta novela tenía tiempo llamado mi atención y por fin he podido conseguirla, espero leerla pronto ^^
    Besoss

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Lo disfruté TANTO, sin duda una de las mejores lecturas del año. Ruta siempre se sale <3 Me hubiera gustado leerlo en inglés pero tengo muy claro que a partir de ahora a Ruta la leeré en inglés-

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Este lo quiero leer de todas maneras, me llama mucho la atención así que sin duda me lo apunto.
    Gracias por tu reseña y Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  4. Hola linda Fátima! Espero que hayas pasado una feliz navidad con tu familia y amigos :3 yo de esta autora sólo me quiero leer Entre Tonos de Gris puesto que aún no conozco sus demás trabajos, pero si me convence el de Entre Tonos de Gris, quizás me anime a leer este libro ;)
    Te mando un saludo y feliz navidad :D

    ResponderEliminar
  5. Suena muy bueno y me llama la atención. A mi igual me gustan los libros que hablan de sucesos del pasado convertidos en historias interesantes. A ver si le doy una oportunidad después.
    Soy nueva por aquí, ya te sigo :)

    abrazos ( de oso )

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me gustaría dejarte una invitación exclusiva al blog Los delirios de Pandora con motivo de su re-apertura. Espero que pases a dejar tu huella y que disfrutes de su contenido. ¡Tu estancia en el jardín del Edén siempre será bienvenida! Un beso grande.

    ResponderEliminar